Comunidad Misionera de San Pablo – La Historia de la Pequeña Alamitu

Home/News/Comunidad Misionera de San Pablo – La Historia de la Pequeña Alamitu

Comunidad Misionera de San Pablo – La Historia de la Pequeña Alamitu

Esta es la historia de la niña llamada Alamitu (que significa “pequeño mundo” en amárico, lengua oficial de Ethiopia).

Alamitu es de Debre Work, pueblo situado a 125 kilómetros de Mizan Teferi, donde miembros de la Comunidad Misionera de San Pablo estamos llevando a cabo proyectos de nutrición, agricultura, etc.

Conocimos a Alamitu en julio de 2014, hace ahora poco más de un año, en el hospital de Aman, situado a 15 kilómetros de Mizan Teferi. Tuvimos que ir al hospital a llevar a una niña que tenía neumonía. Una vez en el hospital ingresaron a Betty y estando ahí en una de las habitaciones había una niña de 5 años que pesaba 11 kilos. Estaba con sus tíos y su hermana (Tigis) de 11 años, ya que la madre había muerto 5 días antes.

Al ver a Alamitu se nos cayó el alma al suelo y nos plantemos la posibilidad de ayudar a los tíos a pagar el hospital y las medicinas que necesitaran y una vez saliera del hospital, alquilar una habitación donde pudieran estar en Mizan Teferi para que la niña pudiera tener lo necesario para poder alimentarse bien mientras se recuperaba y recuperaba peso. Nuestra sorpresa fue que al día siguiente un Sr. que nos había hecho el favor de traducirnos el día que conocimos a Alamitu, ya que sus tíos, la hermana y ella sólo hablan Bech, lengua del lugar, nos dijo que a Alamitu le habían dado el alta, ya se iba a su casa.

Buscamos a la Dra. para preguntarle por su situación, la Dra. sorprendida por nuestra preocupación nos explico lo que tenía Alamitu, entre muchas de las enfermedades, nos dijo que necesitaba sangre, y que su tío ya había donado una vez y tenía miedo donar otra vez, porque se podía enfermar, creencias que tienen allí. La Dra. también nos dijo que ya no se podía hacer nada y que ya no podía estar más tiempo en el hospital, que lo mejor es que se fuera a su casa y allí pasara lo que tuviera que pasar.

Ante tal situación te sientes impotente pero una vez más, la mano de Dios estuvo de nuestro lado, Adriana, que lleva años viviendo en Mizan Teferi tiene el grupo sanguíneo 0+ (universal) y se ofreció a donar sangre para Alamitu y funcionó!!!. Eso también hizo que tuviéramos tiempo de buscar una habitación y acondicionarla para que Alamitu con su tía y su hermana pudieran vivir ahí durante un tiempo, hasta que Alamitu se recuperara.

A los seis meses de que estuvieran en Mizan Teferi, una vez Alamitu ya recuperado peso y curada la Tuberculosis, la tía dijo que se tenía que ir a su pueblo, y se fue. Ahora después de un año y poco más Alamitu y su hermana que también está enferma, son dos niñas felices.

Esto sólo lo cuento porque una vez más he experimentado que en nuestro Pequeño Mundo (Alamitu, en Amárico) se pueden conseguir salvar a pequeños que Dios pone en tu camino en un momento concreto, por una razón concreta, para una misión concreta.

Y por todo esto quiero agradecer a todos esos Pequeños Mundos (Alamitu) que se acercan o se cruzan en nuestro camino y nos dan la oportunidad de una vez más hacer algo por ellos y a la vez pedir perdón a todos aquellos que por lo que sea no llegamos a conocer y no podemos ayudar.

Rosa Murillo, MCSPA

2016-02-06T00:14:45+00:00