Adios Nakua

Home/News/Adios Nakua

Adios Nakua

Nakua Lomlim tenía 14 años y vivía en Kakuta, un poblado situado en la zona Nyangatom, al sur de Etiopía, haciendo frontera con Kenia y Sudán. Vino a nuestra misión porque estaba enfermo, con inflamación severa y dolor de toda la parte izquierda de la cara y del cuello. En esta zona no existe ningún tipo de asistencia sanitaria. En el pueblo más próximo tampoco podían atenderle, necesitaba ir a Addis Abeba. En la capital le diagnosticaron un cáncer nasofaríngeo, ya extendido a la zona intracraneal y ósea. Comenzó el tratamiento con quimioterapia, cada 21 días. Durante los meses que estuvo en Addis fue perdiendo también la visión. Y empezó a tomar morfina para el dolor.

 

Nakua falleció el día 21 de Septiembre. Gracias al tratamiento paliativo, murió sin sufrir. El día 22 de septiembre se celebró el funeral en la Iglesia Católica de San Gabriel, con la presencia de su hermano que lo estuvo acompañando durante su enfermedad, varios miembros de la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol y varios amigos y personas cercanas de los misioneros que viven en la ciudad. Su familia fue informada sobre su proceso de enfermedad y sobre su fallecimiento, pero no pudieron asistir al funeral ya que no existe acceso a transporte público desde su lugar de residencia hasta los pueblos mejor comunicados para poder viajar hasta la capital.

 

Como Nakua, hay muchas personas de diferentes edades que, si consiguen llegar a Addis Abeba, tendrán la oportunidad de recibir tratamiento para el cáncer. Ya que solamente existe un hospital gubernamental, “Black Lion Hospital”, con la especialidad de Oncología y con los medios necesarios para el diagnóstico y tratamiento. (Quimioterapia y radioterapia). Hasta ahora son pocas las personas que han conseguido llegar a la ciudad y pueden pagar los gastos médicos. En muchos casos es demasiado tarde para poder curarse y reciben tratamiento paliativo. En Etiopía hay una Asociación contra el Cáncer y están intentando mejorar la educación sobre prevención y detección de la enfermedad, así como intentar ayudar a las personas que van a Addis Abeba para el tratamiento, para que tengan un lugar donde dormir y comer.

 

De acuerdo a los registros de los hospitales, en Etiopía hay más de 200.000 casos de cáncer al año. Algunos pacientes, entre 60.000 y 125.000, pueden llegar al Hospital “Black Lion” para su tratamiento. Solamente unos 500 pacientes al año (menos del 1%), pueden conseguir tratamiento, debido a su elevado coste.

 

P. David Escrich

By | 2016-10-20T11:31:13+00:00 September 29th, 2016|News|Comments Off on Adios Nakua